Para aficionados a escribir

Hablando de esto de escribir novelas, relatos, cuentos…, conviene tener presentes unas cuantas reglas y hacerse una cierta idea de un sinnúmero de trucos que existen y pueden facilitar la labor. Hay bastantes libros sobre el asunto, y en internet, por lo que he visto, se habla de ello con asiduidad. Como he escrito bastante durante los últimos veinte años, se me ha ocurrido contar lo que he descubierto, libro que se reseña. Ahí podéis encontrar ideas sobre cómo fantasear, escribir, corregir, publicar, vender…, es decir, el proceso completo. No es ningún manual milagroso, porque estas cosas no existen, pero a lo mejor su lectura os induce ideas que no se os han ocurrido, que siempre está bien que te lo cuenten y no tener que andar batallando para descubrirlo.

Bueno, el enlace para verlo es este:


Y hablando de esto de leer, escribir, AQUÍ podéis ver más cosas.

Y si queréis ver fotos de este país (paisajes), que es muy fotogénico, podéis verlas AQUÍ.

Calles españolas de nota

En este país hay muchísimas calles. He aquí unas cuantas que no se ven todos los días:

Albarracín, en Teruel

Mondoñedo, en Lugo

Calle del Agua en Villafranca del Bierzo (León)

Calle de Enmedio en Hornos de Segura (Jaén)

Calle de piedra en Trujillo, Cáceres

Las siempre concurridas calles de la ciudad de Salamanca

 


Y aparte de lo anterior traigo también unos

LUGARES DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA

para que se vea cómo es hoy este país:

Película sobre la España actual que se puede ver aquí: https://youtu.be/1fenD06sYyc

Lo mismo, pero las fotos en sí, sin película (y sin música), también se pueden ver: AQUÍ.

Otros paisajes españoles diversos pueden verse AQUÍ.

Y además ESTO, aunque sólo es para elegidos.

 

Camargo Rain en Marte

Camargo Rain (planeta Tierra, España, siglo xx), de quien en ocasiones se dijo que era marciano –aunque en general se le tildara sólo de perro verde–, fue sucesivamente estudiante, ala pívot (en el colegio), cabo rojo, escritor de columnas periodísticas, aficionado a la cerveza y otras hierbas, cocinero y músico por afición, maestro de turistas, correcaminos, fotomatón, defensor de la gramática, observador de los cielos estrellados…, pero comenzaré de nuevo porque me estoy liando.

Camargo Rain, autor de este y otros trabajos (algunos larguísimos), a los dieciocho años comía piedras, y a los veinticinco hacía arroz como si fuera para el perro: lo echaba en una cazuela y revolvía…

(Tampoco. A ver ahora.)

Camargo Rain, que tiene de todo –menos vergüenza–, aparte de hacer un millón de fotos también ha ejercido otras industrias, de las que la menor no ha sido la de escribir novelas, unas ambientadas en la época actual y otras en la más lejana de las lejanías…, novelas de aventuras para quienes leen con los ojos, que es lo habitual, pero también para quienes lo hacen con los pies (deseando que dejen de hacerlo), que son abundantes; para quienes tienen hambre –que asimismo puede ser de lectura–, y para quienes de improviso necesitan un rato de diversión. En estos libros, por supuesto, no se aclaran todos los procedimientos para recorrer con bien los borrascosos senderos de la existencia, y mucho menos los modernos, pero sí algunos: los que a quien lo escribió (entre sesión y sesión) le parecieron más importantes.

 

El que quiera saber más, que mire AQUÍ.

Un paseo por las costas españolas

111229 - gerona - cadaqués RIMG49039 rcrt 800 byn 2

Lo que aquí se puede ver es un recorrido –bastante corto, por cierto– por algunos de los infinitos lugares de nuestras costas españolas. Sólo son trece fotos, pero como tengo muchísimas, a lo mejor otro día voy y pongo la segunda parte, y otro la tercera, o la cuarta… (etc.)

Para contemplarlo hay que ir a esta dirección:

 

https://docs.google.com/presentation/d/1B5CM6EygU9oI_1cSt96S9A8KYfJBGQ_rUWvEGjqX9_M/

Una de mujeres

Exif_JPEG_PICTURE

Hoy voy a hablar de la Orquesta audiovisual de Villagarcía de los Caballeros, entidad emparentada con el Comité del Tigre, instituciones ambas dedicadas a la educación, en especial la musical, y las obras públicas, que, como se sabe, son fuentes de progreso.

Para ilustrarlo voy a poner un trozo de uno de mis libros (este no es más que una historieta de cincuenta páginas que se llama Dos veladas musicales, aunque pasan muchas cosas…), y como se va a ver, es también una apología de las mujeres.

 

————————————-

TEXTO:

 

Esta es la composición de la que durante muchos años fue la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros:

Falla, pianista.

Ringo, percusionista.

Pancho, guitarra.

Charli: toca el bajo, lo que no quiere decir que sepa, y aunque su principal mérito –en esto de la música– estriba en que es el hermano gemelo de Pancho, hace lo que puede y no sale mal parado; tiene buenos maestros, de todas formas.

Falla y Ringo son profesionales de las academias, los conservatorios y las orquestas, y saben latín. Pancho no tanto, pero estuvo quince años en un conservatorio y luego no ha dejado de tocar un solo día.

–¿Qué tal vamos?

–Bien. Se le ha entendido todo.

Bueno, pues así están las cosas. Estos se reúnen de tanto en cuanto (a veces cada mes y medio o dos meses) para tocar juntos, en general con motivo de los puentes, que es cuando la gente puede hacerlo…

–Ya. Está la cosa muy mecanizada.

–Pues sí, pero hay que adaptarse.

… y aprovechan para celebrar, paralelamente, jornadas gastronómicas.

–Es que es lo mejor que hay.

–Y más con un buen vino…

Todo esto sucede en una casa de un pueblo, una casa antigua pero moderna, o modernizada, pues por el lado de levante le ha brotado un apéndice a modo de cristalera, o invernadero, que talmente parece que surge de las rojizas y antiguas piedras de la fachada.

–Bueno, lo he arreglado un poco, y es el mejor cuarto en verano. Sólo le da el sol por la mañana, y tampoco de plano, que están la tapia y los árboles más allá de la huerta y siempre tapan algo, y luego queda en sombra y permanece únicamente iluminado por las luces reflejadas desde las casas lejanas.

–¡Hay que ver…!

–Desde luego, ya le digo que es el mejor cuarto de esa casa. En él se pueden hacer maravillas.

–¿De qué tipo?

–Pues maravillas universales, de las que no salen en las hojas de los periódicos dominicales sino que cada cual las lleva dentro.

–Bueno, si es así…

–Pues sí. En el cuarto de marras, que más que un cuarto es una enorme y alargada habitación, aparte de otros muebles, mesas, estanterías, etc., hay dos grupos de sofás: uno enorme y lleno de recovecos ante el ventanal desde el que, cuando está claro, se ve –aunque lejos– el pico de Almanzor(u otro cualquiera), y el otro (el otro grupo de sofás), que no es tan grande, detrás, al fondo. En lo oscuro, que dirían las niñas.

–¿Qué tal?

–¡Huy…!, me encanta. ¿Y aquí es donde tocáis?

–Sí, ya lo ves.

–¡Jo…!

La habitación tira a marrón, es de paredes ocres, mucha madera, dos niveles porque hay unos escalones…; también mucho sofá, dos grupos de ellos…, pero de esto ya se ha hablado.

Lo que se intenta contar fue lo que sucedió cuando se juntó la orquesta de Villagarcía de los Caballeros (Falla, Pancho, Ringo, Charli) con las sobrinas de Falla. Era un sábado.

 

[…]

 

Las sobrinas de Falla son tres. La mayor se llama Candelaria; tiene veintidós años, toca el piano, como su tío, y lleva desde los seis en el conservatorio. Las otras dos son gemelas –o mellizas, aunque son casi iguales– y tienen dos menos, también de conservatorio. Estas niñas, que son flautistas, se llaman Teté y Miranda.

Las sobrinas de Falla son unas chavalas guapísimas, por decirlo en plan fino, y cuando se bajaron del coche, después de un largo viaje de tres horas, salieron despendoladas y lo primero que hicieron fue dar besos a todos.

 

[…]

 

Las mellizas han dejado las flautas y cantan contorsionándose y dando palmadas mientras leen las partituras. Teté no da algunas notas bajas.

–¿Y a ti qué te pasa? –le pregunta su tío en una de las pausas.

–No sé. Será el catarro.

Aquella primera vez tocaron todo lo que se les ocurrió, Bahía, Proud Mary, Oh! Carol, Corazón loco, Pretty woman, Roberta, Runaround Sue e incluso esa que se conoce como My way; todo muy salteado.

 

[…]

 

Y esta sería buena ocasión para preguntar,

–¿Y cómo suena el rock and roll tocado con dos flautas solistas?

–Bueno…, ¡fantástico…! ¡No veas las cosas que fueron capaces de hacer con el Mary Lou…! Y a dúo, ¿eh?… Que lo diga Ringo.

–No, sí, estas saben leer… Además, a las niñas les gusta mucho.

–¿Cuál? ¿El Mary Lou?

–No. El rock and roll.

–¿Cuál…? ¿El ambientillo?

–No. El rock and roll.

–Ah, sí, eso sí; de toda la vida. ¡Se ponen como locas! Aún me acuerdo…

 

[…]

 

————————————————-

 

MÚSICA:

 

Aquí debajo coloco un enlace, en donde, audiovisualmente, se puede ver y escuchar algo de estos asuntos a los que me he referido, una de las tocatas de la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros, que, a la postre, se ha convertido en una apología de las mujeres.

 

http://youtu.be/rxgIGobqr-w

 

Published in: on Lunes, noviembre 23, 2015 at 12:55 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Speedas González

3095-4 2005-11 800

Traigo hoy a estas tierras una paráfrasis (o una parodia, bueno) sobre la archiconocida canción que se llama Speedy González y se hizo famosa durante los años 60 del pasado siglo, aunque en la actualidad siga sonando en radios y otras formas de difusión. La glosa que aquí se presenta está tocada por la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros (Falla, Pancho, Ringo y Charli), a la que dan inmejorable cobertura las sobrinas de Falla, tres chavalas que son unas maestras en los coros, el teclado y las flautas. Ni que decir tiene que estamos hablando de profesionales. (Todo esto, como es lógico, son fantasías literarias.)

Bueno, pues aprovechando la grabación he montado sobre ella una película –hecha con fotos– que aceleradamente narra la vida de dos ciudadanas españolas (pero dos ciudadanas guapas, ¿eh?), y cuyo contenido (algo más de dos minutos) se puede ver haciendo clic en el siguiente enlace:

 

http://youtu.be/aelIlOCtF6U

 

——————————————-

Hay otras historietas en esta dirección:

https://docs.google.com/presentation/d/1-npD7G4XqvxsSPNoKGIRTHBvHNZ1b3YisReJDrMoLFE/

 

Published in: on Martes, julio 21, 2015 at 12:03 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

La vida secreta de las tierras castellanas

120102 - soria - recuerda - campos antigua 800

Castilla, en especial la Vieja, es históricamente la región más representativa de España. Los turistas prefieren el ambiente andaluz y las costas mediterráneas, y los españoles, influidos por la incansable propaganda del sistema, allá nos vamos, pero en la meseta central, lugar en donde nuestra más reciente historia comenzó alrededor del siglo x, se pinta la más limpia de las luces, lo cual se debe a las condiciones geográficas (700 m de altitud media), el extremado clima continental y la casi completa ausencia del primero de los sectores económicos (la industria).

Es Castilla región agrícola, carente de humos y aglomeraciones, reino de la soledad señalado sin duda por el dedo de los dioses (sobre esto ya sé que hay opiniones encontradas), y paraíso en donde a la vuelta de muchas esquinas se pueden hallar bares de los de antes, pormenor en absoluto desdeñable…, y es más (por añadir algún detalle), que si lo que usted desea es ver puestas de sol como las que todos llevamos en la mente –algo difícil de lograr tal y como están los tiempos–, encarámese una buena tarde a la torre del alcázar de Segovia, o, aún mejor, al pico de Almanzor, en el Sistema Central, y ya me contará.

Me voy a dejar de encomios literarios acerca de esta extensa comarca, y les convido a que lo contemplen con los ojos de la cara, que no suelen mentir. Se trata de una docena de fotos elegidas al azar (tengo muchísimas), y me parece que en ellas se advierte lo que es difícil expresar con palabras. La dirección para verlas es:

https://docs.google.com/presentation/d/1pIHivH87Y2URLpA-1I0ZnzD7u6d5Bd86mB-p7bmMezs/

Published in: on Martes, abril 21, 2015 at 10:26 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Días de lluvia

81-10 1133-0 800

Se cree, por lo general, que las fotos deben hacerse a pleno sol, y la verdad, eso no es cierto en absoluto. Los días nublados son perfectos para captar el interior de los bosques o conseguir buenos retratos sin sombras durísimas en la cara, que hacen tan feo…, ¿y qué decir de los días que llueve? Poca gente se anima a disparar la cámara (vamos, el móvil) si cae agua del cielo, y eso tampoco parece lo más lógico. ¿Podría ser falta de imaginación…?

Bueno, el caso es que los días de lluvia, en especial los de nubes tormentosas, son magníficos para conseguir curiosos cuadros, y para ilustrarlo, ahí van unas cuantas. ¡Anda, que no se le pueden sacar partido a esas condiciones meteorológicas con que nos regalan los Hados!

El enlace para ver unas cuantas fotos sobre el particular es el siguiente:

https://docs.google.com/presentation/d/1Iw35z38kivcje90kS4VpLZ1gh6Y4q_LWGaVD2AlPorY/

 

Published in: on Miércoles, enero 21, 2015 at 12:39 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Fotos pintadas

nueva york RIMG54896 800 2

Érase una vez… que no había photoshop. Sí, porque antes de esta era electrónica que vivimos hubo una larga época en que las cosas se hacían con las manos, y si se trataba de transformar fotos se recurría a pinceles, acuarelas, tijeras, lápices de colores, espráis, rotuladores gordos y finos, kalquitos… ¿Os acordáis de lo que eran los kalquitos?

A mí me dio por ahí, y me harté de emborronar fotografías hasta, con los años, conseguir unos resultados más o menos aceptables, algunos ejemplos de lo cual traigo hoy aquí para que se vea cómo era lo que cuento.

Casi todas las fotos que van a continuación son fotos en blanco y negro y viradas antes de pintar, unas al sepia, otras al azul y sepia, y otras al azul y rosa. El motivo es que se pintan mucho mejor (en realidad, se entonan) si se trabaja sobre copias viradas que sobre las que se dejan en su estado natural.

El enlace para verlo es el siguiente:

https://docs.google.com/presentation/d/1GAgQzPKCVdz8rDSSNjiFXx8P1qg3KAQxL-NSW4T3JWI/

 

Published in: on Domingo, septiembre 21, 2014 at 12:01 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

Mirando al mar

Mirando al mar, título de una canción que cantaba Jorge Sepúlveda allá por los años 50 del pasado siglo, y que creo recordar que Summers utilizó en su Del rosa al amarillo, no deja de ser una expresión harto sugerente y que puede traer a la cabeza sabe Dios cuántas ideas. Yo también hice uso de ella en años anteriores y con motivo de una exposición de fotos, de esas que a veces surgen, y puse un montón de fotos de personas mirando al mar. Aquí debajo coloco algunas, que hay gente a la que le gustan estas cosas.

Published in: on Lunes, abril 15, 2013 at 11:10 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,