Fundamentos de la historia de España

A muy grandes rasgos, se puede dividir en tres partes la historia del último millón de años en la península ibérica. De ellas, la primera, de la que no sabemos prácticamente nada, dura 988.000 años, es decir, casi todo este tiempo. La segunda, que iría desde el 10000 a.C al 1000 a.C., constaría de 9.000 años, larguísimo período, y por último, la tercera, de la que conocemos bastantes cosas, dura los últimos 3.000 años, desde el 1000 a.C. hasta la actualidad.

Tomando esto como criterio podríamos hablar de El principio, primera parte. Los pobladores sedentarios, es decir, el período en el que las personas, por imperativo de la agricultura y la ganadería, se asientan en el territorio (antes fueron errantes), época en que se ponen las bases de la sociedad que conocemos, y los últimos 3.000 años, cuando se desarrolla la sociedad hasta llegar al momento que vivimos.

Esta última parte se puede dividir a su vez en siete etapas, que son: La llegada de los pueblos de oriente; Las primeras invasiones (las de cartagineses y romanos); La época visigoda; La época musulmana; La España cristiana; La edad de oro y La España moderna.

La cronología, más o menos aproximada, de los últimos 3.000 años es la siguiente:

Los pueblos de Oriente; 1000 a 500 a.C. = 500 años

Cartagineses y romanos; 500 a.C. a 400 = 900

Época visigoda; 400 a 700 = 300

Época musulmana; 700 a 1000 = 300

España cristiana; 1000 a 1500 = 500

Edad de oro; 1500 a 1700 = 200

España moderna; 1700 a 2000 = 300

Por tantas y tantas edades ha pasado este trozo de tierra que conocemos como península ibérica, y quien escribe, que es aficionado a estas cosas, las ha tomado como motivos para unas cuantas novelas que se detallan muy por encima.

Dios conmigo sucede en la Edad Media y cuenta lo siguiente:

Un personaje ficticio –Ramón el calatravo– narra su existencia entera, que se cumplió a caballo de los siglos XII y XIII. Aprendiz de cantero, agricultor, herrero, siervo, soldado, señor de la guerra y constructor de catedrales góticas, desde el cenobio que habitó en las postrimerías de su vida rememora los lances que el albur le llevó a contemplar, entre los que descuellan la batalla de Alarcos y la de La Nava de la Losa, episodios que han pasado a la historia con letras mayúsculas.

Bereberes, traficantes, castellanos, reyes, ángeles y demonios, bailarinas y juglares, nobles y siervos, caballeros y labradores, gente de armas y de letras, dromedarios, sabuesos, simios, alanos, mulos y corceles y otros muchos animales que sería excesivo citar, componen la multitud que poblaba el mundo que le tocó vivir como uno más de los eslabones de la inagotable cadena de la humanidad, aquella que entre cerradas nieblas persigue fantasmas para concluir con las célebres palabras que dicen, ¡vanidad de vanidades…!, todo es vanidad.

Ojos azules es un compendio de episodios diversos que llevan desde la prehistoria hasta los tiempos actuales. Sus sucesivos protagonistas son descendientes unos de otros y tienen rasgos en común, como los ojos azules… En este libro aparecen los cazadores de las llanuras, los sumerios, fenicios, romanos y bárbaros de que nos habla la historia…, y todos ellos narrando su particular peripecia. Surgen las aldeas neolíticas, las ciudades antiguas, los oscuros bosques de la edad de las tinieblas (el mediœvo), los dieciochescos salones de la Venecia de Vivaldi… y los tiempos modernos. Y a guisa de ejemplo, este es el final de uno de los capítulos, que tiene como escenario la segunda cruzada:

Todos me miraron con interés, pues el comadreo era la ocupación más usual en el círculo en que me movía.

–Pues señores, ello es que me llaman el elefante… –e hice una marcada pausa–, lo cual se debe a que el alfil del ajedrez, personaje que siempre está al lado de los reyes, simboliza al elefante, ese animal que, incluso hoy, aún se utiliza en algunos ejércitos.

–¿No lo sabían ustedes? –inquirí triunfante de la curiosidad despertada, y tras contemplar los rostros de quienes me rodeaban, proseguí.

–Pero también a que en semejante juego –y allí entorné los ojos y bajé la voz– esta figura siempre se mueve en diagonal, es decir, torcidamente… –e hice hincapié en la palabra, porque el vocablo me satisfacía en lo más hondo y me reafirmaba en ciertos indicios que al vuelo había pescado acerca del aprecio que tan altas personas me profesaban, pues no me cabía duda de que aquellos torcidos manejos resultaban para ellos de suma utilidad.

–Pero aún hay algo más –continué ante el interés que leía en las caras–. ¿Saben ustedes cómo se me conoce también en ese eminente lugar que ocupan los poderosos?

El silencio se hizo en el grupo.

–¡Terrorista! –dije sin que un solo viso de temblor asomara a mi ambigua voz–. ¿Quieren creerlo…? Terrorista… Ese es el enigmático apelativo que las personas encumbradas añaden incomprensiblemente a mi afecta persona. Y ahora, díganme ustedes, señores míos que me escuchan: ¿sabe alguno de los que me rodean lo que significa semejante vocablo?

A Isidora no la he vuelto a ver, pues ya no me resulta necesario su concurso dado que mi situación está firmemente asentada. A lo que le dejé, que lo bautice como Jesús, pues con la voz de su nombre fue concebido. Ahora estoy ocupado con negocios más altos, y pocas cuestiones me pueden distraer de ellos. Mi señora ha faltado una vez más al respeto a su marido, el rey tonto, y allí soy necesario, ineludible. ¿Qué será lo que los reyes y sus consejeros encuentran en mi encogida persona? A veces se me figura desempeñar el desairado papel del santo Bernardo, que quedó atrás debido a su mala salud, pero mis pretensiones no son tan altas. Me maravilla pensarlo, y sólo se me ocurre una explicación: el rey es de madera, una con esmero labrada pieza del complicado juego que se dilucida en el entramado universal. No así la reina, esa avispada jovencita aquitana que, como su homónima, recorre las líneas sin que nadie pueda ponerle coto y presume de las gracias de que Dios la dotó ante cualquier galán que le salga al paso.

Y por último, he aquí El viaje del morisco, del que, entre otras cosas, se dice lo siguiente:

Juan Rui de Velasco, antes llamado Abenasar, es un personaje del 1600 gaditano. Traficante, contrabandista, músico, fabricante de salmueras, coleccionista de arte…, sus actividades se extienden por las orillas de ambas Indias, las orientales y las occidentales. Con el apoyo de influyentes personajes entra en el negocio de los transportes terrestres, que entonces comenzaban de la mano de una familia judía favorecida por el rey, los Taxis, y de esta forma, para reconocer el terreno, se embarca en un viaje que le lleva a recorrer la península ibérica de sur a norte.

Juan Rui de Velasco tomó largas notas durante su transcurso, y de esta forma dejó escrito:

En la amurallada población de Astudillo, mediado el mes de julio del año del Señor de MDCI.

Es de noche, y en las profundidades de una posada polvorienta, a la luz de un candil de aceite perfumado enarbolo la pluma y anoto lo que sigue:

———————————————–

Aparte de lo anterior traigo también unos

LUGARES DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA

para que se vea cómo es hoy este país:

Película sobre la España actual que se puede ver aquí: https://youtu.be/1fenD06sYyc

Lo mismo, pero las fotos en sí, sin película (y sin música), también se pueden ver: AQUÍ.

Otros paisajes españoles diversos pueden verse AQUÍ.

Y además ESTO, que es sólo para elegidos.

Anuncio publicitario

Han pasado cuarenta años…

Hay una página en esto de internet (una especie de presentación, la he hecho yo) que lleva ahí unos siete años, o más. La ha visto mucha gente (muchísima, más bien), y me han llegado rumores hasta del otro lado del Atlántico. Se trata de una colección de fotos de hace cuarenta años, de principios de aquellos años 80 que a muchos sonarán familiares, de cuando comenzaban los bares de copas y las zonas y todo eso, y por si alguien todavía no se ha enterado, aquí va el enlace:

https://docs.google.com/presentation/d/1NQ5YY0LAn6O3BEb6IwmQ0yVvddA6WVtfl695YQPlJek

Son fotos de Santander, ciudad que está en el norte de España, y aparece toda la peña… (y etc., etc.), pero yo creo que lo mismo, o muy parecido, sucedía en todas partes, al menos en este país. Eso sí: el que quiera que la difunda por ahí.

Además de lo anterior, si te gustan los libros de aventuras MIRA AQUÍ, y si no, AQUÍ.

Para aficionados a la fotografía

En el enlace que va a continuación se puede ver una peliculilla hecha con fotos y ambientada con música de don Antonio Vivaldi. Sólo dura dos minutos y medio, que nadie tema nada.

Y en el que está en estas líneas, lo que se pueden encontrar son libros sobre materias diversas: novelas de varios géneros, manuales para entender lo que significa la fotografía, un libro de recetas de cocina… (et sic de céteris.)

Cúmulos de mentiras

… pues, ¿qué son si no los libros?

Y a propósito de estos objetos tan útiles, tengo una buena noticia: se regalan. ¿Dónde? AQUÍ: https://www.amazon.es/Camargo-Rain/e/B019RODFL0

Esto es fácil de entender. Desde ahora mismo, y hasta el 2 de febrero, es decir, durante los dos próximos meses, TODOS LOS DÍAS habrá algún libro de los míos GRATIS. (Si no te gusta esto de los libros, de la lectura, si ante un cúmulo de letras sientes ese horror vacui de los clásicos, no sigas leyendo.) El procedimiento no puede ser más sencillo: entras en la página cuyo enlace está encima y miras a ver cuál de ellos vale 0 (cero) euros. Ya está. Ese le puedes descargar sin más. ¿Y de qué van? Pues son tantos que van de todo. Novelas históricas, contemporáneas… En fin, ya lo verás, pero para que te hagas una idea, aquí debajo pongo unas cuantas portadas. Hay más, pero con estas, de momento…

Este es un regalo navideño de Camargo Rain y cía. De nada. Y recuerda que muchísimos van a estar disponibles en los próximos días, semanas, meses…

Se regalan libros

Y no uno, sino varios. Por ejemplo:

desde hoy martes 18 de mayo, hasta el sábado,

Novela medieval que se puede descargar gratis aquí: DIOS CONMIGO.


Desde el 25 de mayo hasta que finalice el sábado 29, esta otra:

En este lugar: OJOS AZULES


Desde el 1 de junio hasta el sábado 5, una más. Esta:

Que por cierto, también se llama CULEBRÓN YEYÉ.


Y en martes sucesivos otras dos o tres. Permanezcan atentos a la pantalla o infórmense en este otro blog:

https://camargorain.wordpress.com/


Estamos que lo tiramos. De nada.

Una idea gratis, que además está buenísima

Si no se te ocurre qué comer, haz una ensalada de la Peña de Francia. Esta es una comarca del sur de la provincia de Salamanca, y la receta me la dijo (y la hizo, allí sobre la marcha) una chica de El Maíllo, que es un pueblo de esa zona.

Sobre un cuenco se pela un limón, quitando todo lo blanco, y se corta en trozos. Se añaden dos mandarinas separadas en gajos. Encima una latita (o un frasco pequeño) de atún o bonito roto en trozos; el aceite que pueda traer suele ser preferible desecharle. Y se corona son uno o dos huevos duros picados. Se añade aceite de oliva del bueno y se revuelve. Después te lo comes.

Una alternativa, también de esa zona, consiste en sustituir el bonito por chorizo cortado en rajitas; suficiente, que se note.

Y otras alternativas, aunque estas de mi cosecha, son añadir una aceitunas, pocas, o unas lochas finas de jamón o paleta, y además una pera pelada y picada.

Lo que he dicho puede parecer raro, pero el resultado es muy bueno.

—————————————

Si quieres ver fotos de las de antes…

Aquí, novela de aventuras, también de las de antes.

El autor (de este post y de todo lo demás)

Fotos que le gustan…

Esta es una foto, pero hay más. Las fotos que le gustan a todo el mundo es una a modo de colección de 22 imágenes en las que sucede lo que título dice. Se pueden ver fácilmente yendo al siguiente enlace:

https://docs.google.com/presentation/d/1gKjtEUz1y_MIJLIXtMavO0f5Tq9d0lbl6qeisqYkdI4/

Sin embargo, tengo más cosas:

Por ejemplo, ¿sabe usted hacer gazpacho? Por razones de supervivencia debería aprender a hacerlo cuanto antes, como se puede deducir de ESTO OTRO.

Y hablando de novelas de aventuras, le apuesto lo que quiera a que usted no conoce ESTAS. Una pena, porque se iba a divertir bastante.

¡Ah!, ¿que las quiere gratis, gratis gratis? Nada más fácil: descárguelas AQUÍ.

La feria de los horrores

(Esto también se podría llamar Epitafio para un año negro ―u olvidable.)

Se dice que este ha sido un mal año, pero yo no creo en esto de los sinos ni en la maldad porque sí de unos tiempos determinados. Lo que tenemos es lo que nos merecemos, porque lo que nos rodea es obra nuestra.

Si nos preguntaran, cualquiera de nosotros aseguraría haber vivido una existencia más o menos satisfactoria, pero a poco que se rasque, que se ponga a prueba la actitud crítica que todos debemos llevar dentro, a poco que observemos lo que nos rodea, nos damos cuenta de que no es oro todo lo que reluce, ni muchísimo menos.

¿Dónde quedaron la cultura de siempre, la educación, las islas solitarias? Por contraposición a aquello del rockandroll, las minifaldas… (y etc., etc., etc.), hoy se han generalizado el fútbol, el marujeo, la pornografía, las redes sociales… ¡Aleluya!

Para que se vea de qué manera han degenerado las cosas, pongo tres ejemplos fotográficos tomados al azar del aspecto del orbe que nos preside. Así es el mundo que hemos alumbrado. Azuzados por las fuerzas que lo gobiernan, porque al fin no somos sino marionetas de los privilegiados de turno, los tiempos cambian, las modas se suceden…

(Sin comentarios)
Pieza literaria del momento

Pero no todo van a ser calamidades. También subsisten destellos que nos hacen pensar en que esto quizá sea sólo un intermedio entre dos revoluciones. Por ejemplo, ESTO.

Y hablando de novelas de aventuras, le apuesto lo que quiera a que usted no conoce ESTAS. Una pena, porque se iba a divertir bastante.

Y por cierto, ¿sabe usted hacer gazpacho? Por razones de supervivencia debería aprender cuanto antes, como se puede deducir de ESTO OTRO.

El arco iris

Este fenómeno, harto conocido y admirado, debió de sugerir ideas fantásticas (relativas al reino de la fantasía) a quienes nos precedieron, que sin duda lo relacionaron con manifestaciones metafísicas (que están más allá de la física). Como es lógico, modernamente se ha explicado de manera científica, pero esto es demasiado largo y no tiene cabida aquí.

Se produce cuando, en ausencia de vientos y con el sol a nuestra espalda, observamos ante nosotros una cortina de lluvia. De horizonte a horizonte se despliega un auténtico arco de colores más o menos vivos, en ocasiones muy intensos, que son los mismos que produce un prisma transparente cuando es atravesado por luz blanca (la del sol). Una cascada que cae ante nuestra vista puede producir idéntico resultado, siempre que conservemos el sol detrás de nosotros, aunque no es la cascada en sí la causante, sino la nube de agua pulverizada que la acompaña.

Sobre la vega de Granada

¿Y por qué lo que vemos en el cielo tiene el aspecto de una semicircunferencia, y no cualquier otra ―como podría ser un semicírculo, es decir, una semicircunferencia rellena de colores? Buena pregunta, y la razón última es que las gotas de agua que nos envían esa luz coloreada son esféricas; sin embargo, la explicación completa es tan abstrusa, y hay que meterse en tales honduras, que desisto de intentar aclararlo. Quedémonos con la idea de que el arco iris es un verdadero arco, o ante nuestros ojos presenta forma de tal, al menos visto desde el lugar que ocupamos, puesto que si nos movemos un poco (unos metros) estamos viendo otro arco iris (otras gotas de agua), aunque a nosotros nos parezca el mismo. Como se ve, tan celeste visión es algo completamente subjetivo, y se podría decir que los arcos iris sólo existen en la medida en que hay ojos que los ven.

 Y vale de rollo.

 Sin embargo, no todo van a ser complicaciones, pues también tengo en cartera cosas más inmediatas, como estas fotos de las que le gustan a todo el mundo, y no lo digo en broma.

O también, ¿sabe usted hacer gazpacho? Por razones de supervivencia deberia aprender a hacerlo cuanto antes, como se puede deducir de ESTO OTRO.

Y hablando de novelas de aventuras, le apuesto lo que quiera a que usted no conoce ESTAS. Una pena, porque se iba a divertir bastante.

¡Ah!, ¿que las quiere gratis, gratis gratis? Nada más fácil: descárguelas AQUÍ.

 

Tres lunas sobre los cielos de España

Peñiscola
Llanura castellana
Tejado español

Pero estas son sólo tres. Hay otras muchas lunas, como por ejemplo, ESTA.

Published in: on miércoles, octubre 21, 2020 at 8:57 pm  Deja un comentario  
Tags: , ,